InicioOpiniónGuillermo Guerrero: El premio de la rifa del avión presidencial y el...

Guillermo Guerrero: El premio de la rifa del avión presidencial y el hospital de Fresnillo

Opinión de Guillermo Guerrero

La lucha anticorrupción y la austeridad republicana son dos conceptos que Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ahora  Presidente de México logró posicionar en el imaginario nacional para usarlos a su favor y con ello justificar las acusaciones, la persecución contra sus opositores pero también  para esconder el fracaso de su gobierno.

Esta estrategia se ha centrado en demostrar que los gobiernos del pasado tenían lujos excesivos, como el vivir en la residencia oficial de Los Pinos o usar el avión presidencial, tema que recae directamente en los mandatarios federales de los últimos 30 años, es decir, sobre los sexenios de los priistas Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, así como de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, etapa que cierra Enrique Peña Nieto.

Después de una larga campaña política López Obrador convenció a los mexicanos de que el partido Morena logaría la transformación del país, por lo que más de 30 millones de mexicanos lo llevaron a la silla presidencial en 2018 para que pudiera desarrollar su proyecto en favor  de los pobres. Entre las medidas que ideó fue poner a la venta el malquerido avión, sin embargo, como nadie lo quiso comprar planteó rifarlo entre los mexicanos y al no venderse los boletos decidió que instituciones de salud también debieran comprarlos para colaborar con el propósito y a la vez tuvieran la posibilidad de quedarse el premio.

La rifa estuvo a cargo de la Lotería Nacional que realizó el sorteo el 15 de septiembre de 2020 y se dio a conocer que 13 hospitales ganaron alguno de los premios de 20 millones de pesos. El ISSSTE de Fresnillo fue incluido en la rifa y tuvo que gastar unos 5 millones de pesos en mil 51 billetes, según trascendió, dejando seguramente sin atender otras prioridades por estar obligados a corresponder a la estrategia del mandatario.

Este hospital que funcionó para atender a pacientes del covid-19 fue el ganador de 20 millones de pesos con el número 1285450 en el Gran Sorteo Especial Número 235 de la Lotenal, pero hasta la fecha no se entrega el premio provocando mayor desconfianza en los proyectos de Morena.

En su momento, la denuncia pública fue hecha por el alcalde morenista de Fresnillo, Lic. Saúl  Monreal Ávila respecto a que no se entregaba el premio, reclamo centrado en Verónica Díaz, Delegada de los Programas del Bienestar en Zacatecas y ex cuñada del edil fresnillense poniendo en evidencia el proceder del mandatario federal, que no usa el avión porque él es austero, que no puede venderlo e hizo fraude con la rifa de un no avión, así el enredo.

Así es que hace un mes aproximadamente,  Margarita González, directora de la Lotenal, aclaró “que ningún hospital del país había ganado premio directo en la rifa del avión presidencial”, por lo que las decisiones de AMLO afectan a los ciudadanos, distraen recursos públicos (dinero y bienes) y que aunque hay reiterados señalamientos por este fraude nada ha variado en la estrategia del morenista.

Y en Zacatecas, ni el gobernador Alejandro Tello, ni el alcalde Saúl  Monreal han tenido noticias de que el nosocomio haya recibido el dinero que mucha falta hacen para su equipamiento y brindar mejor atención a la población que acude a recibir atención médica gratuita.

Por eso la ciudadanía debe inconformarse, no podemos permanecer indiferentes ante un hecho que es realmente un fraude, un acto cómico, lo mismo que las consultas ciudadanas donde se derrocha dinero y exhibe que la 4T no actúa con honestidad y juega con la inteligencia  de los mexicanos en un evidente abuso de poder.

Pero esto no ha acabado, recordemos que la Lotería Nacional anunció que realizará un «gran sorteo especial» el próximo 15 de septiembre en el que rifará ocho casas, siete departamentos, cinco terrenos, un rancho y el premio especial, que es un palco en el Estadio Azteca.

La funcionaria de Lotenal indicó que se trata de bienes confiscados y en el caso del palco y un departamento en Acapulco pertenecieron a esta institución, mientras que el palco A37 en el Coloso del Azteca con valor de 20 millones de pesos será para un solo ganador, tiene una vigencia de uso hasta 2065 e incluye mantenimiento por 10 años, además cuenta con 20 lugares, baños, cocineta y cuatro espacios de estacionamiento.

Por otra parte, el departamento en Acapulco, con valor de 11 millones 910 mil pesos y superficie de 250 metros cuadrados se encuentra en la Zona Dorada y tiene tres habitaciones, acceso a la playa, alberca, áreas verdes, visita panorámica.

            Ante esto nos queda reflexionar que los gobiernos nunca han sido austeros y en este sentido está el del mismo AMLO que no quiso vivir en Los Pinos pero sí en Palacio Nacional donde el lujo refinado es digno de la realeza y se sabe que se gastan más de 6 millones de pesos mensuales, así la falsa modestia.

Sin embargo, en los hechos, la 4t demuestra que la lucha anticorrupción, la austeridad republicana y el primero los pobres son frases de la narrativa con que se conduce la 4t para engañar a los mexicanos siendo este un gobierno descaradamente tramposo, no muy distinto a los del pasado.

MÁS LEÍDAS